«Paisanos en Aragón». Maella

En Aragón, la palabra ‘paisano’ se contrapone a ‘forastero’. Esta familiaridad del término y su condición de inclusión, de ‘sin frontera’ – que caracteriza al foráneo, al extranjero, al forastero – es el principio que impulsó al creador del grupo ‘Paisanos’, el arquitecto Luis Alderete, a pensar en un grupo de artistas que no entendieran de fronteras, de diferencia o de otredad. De ahí la definición del grupo ‘Paisanos’ como “transhumantes, creadores anacrónicos …de origen disímil”. La diferencia o disimilitud está aquí entendida como reconocimiento, hermandad, paisanaje entre artistas de disciplinas, técnicas, orígenes y objetivos particulares y diversos, que, sin embargo, se sienten y se reconocen ‘paisanos’ dentro de este proyecto cultural que no entiende de límites y, que usa la frontera entre países y continentes, solamente como elemento organizativo para hacer de la internacionalidad una de sus características esenciales.

Reconocerse, a través del arte, en lo otro, en el país y cultura del otro, para formar un único gran país, un único gran pueblo, en el que todos sus componentes son compatriotas.

‘Paisanos’ nace, de algún modo como contestación a la artificialidad de la frontera. En este caso, a la que divide los territorios de la Baja California mexicana con la California estadounidense. Los artistas, como comunidad transnacional, abordan sus preocupaciones estéticas a ambos lados, desde Tijuana a San Diego, uniendo en su acción lo que la geografía política divide.

Y de este cúmulo constate de intercambios, nació hace cuatro años la primera exposición de Paisanos-México en el Consulado de México de la ciudad de Barcelona, en abril de 2018. Este fue el punto de partida para empezar el grupo ‘Paisanos España’ con el que realizamos también la exposición `Paisanos MEX-ESP-USA’ en la Palau Falguera de Sant Feliu de Llobregat en enero de 2020.

Después de una pandemia que paralizó prácticamente toda actividad cultural que incluyera desplazamientos entre ambos lados del Atlántico, hemos querido revitalizar este proyecto con la exposición ‘Paisanos en Aragón’.

Aragón conserva, como parte de un glorioso pasado, espacios monumentales que recorren todas sus provincias. Destacan los castillos aragoneses como elementos arquitectónicos que configuraron desde el medioevo una manera de colonizar y dominar el territorio, creando un estilo que podemos reconocer incluso en lo que en otro tiempo fueron territorios de la Corona de Aragón, fuera de la frontera de la actual España, como son los castillos aragoneses que encontramos en el Sur de la presente Italia.

Estos edificios, que hasta el siglo XIII tuvieron la función de dominar política y militarmente el territorio, pasaron a ser luego residencias palaciegas de sus propietarios: órdenes militares como la de los monjes guerreros de Calatrava y casas nobiliarias como en el castillo de Maella o arzobispos de la mitra de Zaragoza en el caso de Albalate.

Los dos castillos-palacio, cuyos muros construidos con arenisca del lugar acusan la pátina de la Historia de la vieja Corona de Aragón, son ahora refugio de eventos culturales y símbolo identitario de las poblaciones que nacieron a su regazo:

Maella (Zaragoza) es referente del arte a partir de uno de sus hijos más ilustres, el escultor Pablo Gargallo (1881-1934). Su castillo, si bien se encuentra destruido desde las guerras carlistas, mantiene el esplendor alcanzado bajo el dominio del Conde de Aranda en el siglo XVI. Sus bodegas, reconvertidas en salas expositivas, crean una atmósfera perfecta como marco para el arte.

Albalate del Arzobispo (Teruel) se ha convertido en lugar de encuentro artístico a partir de uno de sus materiales endógenos, el alabastro. Su castillo gótico, joya de la arquitectura civil de la época, alberga múltiples espacios que se enriquecen con las sucesivas muestras de arte.

En ambas localizaciones, el carácter utilitario con el que fueron concebidos los edificios no excluye su preocupación estética y ello propicia una atmósfera genuina en la que la selección de 54 piezas, entre pinturas, esculturas y fotografías de la muestra “Paisanos en Aragón” testimonia cómo las ideas diferentes son buenas, cómo la tolerancia y la comprensión ayuda a traspasar fronteras y el arte alcanza su significado más auténtico en el diálogo con el público que las descubre.

 

Santiago Martínez / Jorge Egea

Comisarios de la exposición

  • Exposiciones
  • art, arte, escultura, exhibition, exposicion, figurative, figurativo, fotografía, pintura, sculpture